Polvorín Por: José Ángel Solorio Martínez

 

POLVORIN

A Etienne, nada lo sostiene…

 

Mal le ha ido a Alejandro Etienne Llano, alcalde de Ciudad Victoria, Tamaulipas. Bastante mal. Cada día, muestra que él no nació para la política. Acaso su verdadera vocación y talento sea el Derecho; pero como Magistrado, también dejó en el Supremo Tribunal de Justicia de Tamaulipas, una amplia estela de estropicios jurídicos y financieros.

Lo notable es que ese rosario de tropiezos, para nada se compara con la urdimbre de pifias que como jefe edilicio ha tejido en apenas cinco meses de gobierno.
Primero le reventó el conflicto de la COMAPA. Decenas de lideresas de colonos se manifestaron contra las políticas de esa empresa. Luego, los ciudadanos se enfadaron por los enormes cantidades de basura en la ciudad.

En seguida, surgió la irritación por la aprobación para ampliar la calle 8 que le acarrearon censuras de algunos representantes populares por lo suntuoso e innecesario de la obra.
Y para abrochar ese rosario de auto-descalabros, el Presidente municipal cerró la semana con un estruendoso abucheo en el juego de beisbol entre Broncos y Sultanes del Monterrey en el parque Praxedis Balboa.

La gente que presenció el bochornoso evento, se explica la actitud de repulsa de la fanaticada contra el edil por su actitud tan censurable al permitir que la empresa constructora De la Garza –que ejecuta la ampliación de la calle 8- haya talado casi medio centenar de árboles en una ciudad que presumía de su espectacular flora ornamental.
Casi 5 mil victorenses, lanzaron gritos de repudio y desprecio a Etienne Llano.
(Si en Victoria, estuviera vigente la revocación de mandato el alcalde hubiera salido del estadio directo a firmar su renuncia).
¿Qué pasó con el Presidente municipal de Victoria?..
¿Qué falló en su proyecto?..
Sólo él, y su inseparable hermano Pedro lo saben.
Se ve, y se siente: a Etienne, ya nada lo sostiene…