Ante el pleno del Senado, Américo Villarreal llama a la solidaridad internacional para la vacunación de los países más pobres. 

Ciudad de México.- Ante la aparición de la nueva variante del Covid-19 denominada Ómicron, el senador Américo Villarreal Anaya, hizo desde el pleno de la Cámara Alta un llamado a la población a mantener la calma, hasta dimensionar científicamente los riesgos y peligros de este virus.

“Debemos esperar información científica – técnica sobre su capacidad de mutación y el nivel de manifestación de la enfermedad en las personas, para que podamos tener una determinación factible en este sentido y no alarmar de más a nuestra población”, expresó.

El Presidente de la Comisión de Salud del Senado de la República aseguró que, el sistema nacional de salud de México tiene la capacidad, vocación y determinación para enfrentar esta nueva cepa e hizo un llamado a la solidaridad internacional con los países más pobres para alcanzar esquemas de vacunación universal.

“Hasta ahora el 60% de las vacunas se han aplicado en los países desarrollados o ricos mientras que la cobertura de vacunación no pasa del 5% en los países pobres”.

Refirió que, desde el punto de vista epidemiológico, y no sólo de ésta sino de otras experiencias con epidemias como la peste, el cólera, y la influenza, mientras no se atienda a los grupos menos favorecidos o los más desprotegidos, como sucedió ahora, siempre va a haber un sitio en donde la prevalencia natural del virus va a dar origen a nuevas mutaciones y su esparcimiento.

Villarreal Anaya reafirmó el llamado a la calma y detalló que en México se han aplicado más de 69 millones de dosis de vacunas, lo cual lo coloca como el quinto país a nivel mundial que más población ha vacunado.

“Es un llamado a la calma, tenemos elementos y gente muy preparada en el sistema de salud y que ha conducido un sistema de vacunación muy exitoso, estamos confiados en que la dirección que se está dando, desde el punto de vista sanitario, es la correcta”.

En noviembre, científicos expertos de la Organización Mundial de Salud descubrieron la nueva variante del Covid-19 en el sur de África y alertaron que es preocupante cómo se desarrolla y afecta a las personas.