El domingo 6 ganaremos y ganará San Fernando”…Asegura.

La cereza del pastel. Así calificaron el impresionante cierre de campaña de Chuy Galván, el candidato priísta a la presidencia municipal de San Fernando, luego de la más intensa y difundida campaña proselitista en busca del voto, que se haya realizado en el municipio.

La cita era a las 5 de la tarde, pero mucho antes comenzaron a llegar multitud de familias al casino Ramón Ayala, el espacio para eventos con la mayor capacidad de aforo: 7 mil personas.

La alegría reinó desde temprana hora. La satisfacción de haber realizado la más penetrante campaña de propuestas innovadoras, a una sociedad que anhelaba un cambio social y de autoridades, era plena y fundada, en el equipo de campaña y se reflejaba en los cientos de globos y banderolas del PRI ondeando por todo lo alto, lo mismo que los carteles de apoyo con los nombres de medio centenar de ejidos y colonias populares.

No obstante la intensa lluvia que se abatió por segundo día consecutivo, la asistencia de miles de ciudadanos apoyando a Chuy Galván, coronó el legítimo orgullo del deber cumplido, de parte de Chuy Galván y de su eficiente como compacto y comprometido, equipo de campaña.

En fin, una tarde redonda, donde Chuy Galván, fue aclamado por miles de sus seguidores, en compañía de su esposa Hilda González Rincones de Galván, del presidente del CDE del PRI, Edgar Melhem Salinas, así como la directiva local y sus organizaciones y sectores; de los líderes estatal y local de su sector: el campesino, la CNC, Raúl García Vallejo y Griselda Dávila Beaz, y de las candidatas a las diputaciones local, federal y plurinominal, entre otras tantas personalidades.

Un ejército rojo mostraba su apoyo incondicional a Chuy Galván, con porras para el nuevo líder social que ha sabidoescuchar cada uno de los justos reclamos de las familias ydarles solución a través de un Plan de Desarrollo, donde están considerados como prioridades la atención integral de la salud, la solución permanente al desabasto de agua en la red, el apoyo solidario al productor social y al pescador, la eficiencia en los servicios primarios de alumbrado y limpieza pública, entre otros muchos rubros.

Sin duda, San Fernando ya decidió la elección del 6 de junio, cuando los resultados favorezcan a un Chuy Galván que incansable siempre pregonó: “Vamos a ganar y ganará San Fernando”.